Buceo · Historia del Buceo · Tipos de Buceo · Equipamiento · Cursos de Buceo en Cuba y Malta · FAQs de buceo
Buceo · Medicina y salud · Enfermedad descompresiva
 

Sponsor Link >> Si quiere averiguar más acerca de Cursos de Buceo, haga click aquí.

Medicina y Salud · Enfermedad descompresiva

El ataque de presión, "bends" o enfermedad descompresiva (ED), es el resultado de la formación de burbujas en la sangre o tejidos, y es producida por la inadecuada eliminación del gas inerte disuelto durante una inmersión o una exposición a una determinada presión.

Los accidentes por descompresión pueden tener muchas causas, entre ellas que el buceador no respete las tablas de buceo, las paradas de descompresión (para dar tiempo a la desaturación de los tejidos) o la velocidad de ascenso (se recomienda que ésta sea de 15 metros por segundo).

Los síntomas de ED se presentan dentro de un período corto de tiempo después de la inmersión o cualquier otra exposición a presión e incluso dentro de las 24 horas siguientes a la práctica del buceo. Se dividen generalmente en tres grupos:

  • Síntomas Tipo I: Son síntomas leves que sólo producen dolor. Incluyen manchas en la piel, dolores en las articulaciones y músculos. Estos síntomas no comprometen la vida del buceador.
  • Síntomas Tipo II: Son síntomas relativamente graves, como por ejemplo bloqueo en las articulaciones producidas por burbujas de aire. Estas molestias si se vuelven reiterativas pueden producir deformaciones óseas, por lo que es recomendable tratarlas a tiempo.
  • Síntomas Tipo III: Son síntomas graves que suceden cuando las burbujas llegan a la columna vertebral. Esto puede generar afecciones en el sistema nervioso central, en el sistema respiratorio y en el sistema circulatorio, pudiendo causar problemas neurológicos e incluso la muerte del buceador.

Siempre que se determine cualquier signo de enfermedades descompresivas, se deberá atender al buceador lo antes posible, siendo siempre preferible la utilización de cámaras descompresivas a la recompresión en el agua.

El traslado del paciente deberá realizarse estando esté acostado y con las piernas en alto a fin de oxigenar el cerebro. En el caso de estar inconsciente se recomienda acostarlo sobre su costado izquierdo, para evitar una bronco aspiración.

La recompresión en el agua está considerada como una opción de último recurso, para ser utilizada solamente cuando no exista una cámara cercana a la zona de actividades de buceo, ni la posibilidad de llegar a ningún centro hiperbárico dentro de un período de tiempo de 12 horas.